AGUA HEXAGONAL

PRÓLOGO

del Dr. Escudero para el libro del
Dr. Mu Shick Jhon,
(físico coreano que dedicó cuarenta años de su vida al estudio de la estructura molecular del agua)
“EL PUZLE DEL AGUA Y LA CLAVE HEXAGONAL”
Ediciones ECO HABITAR

 

Llevo más de 35 años investigando sobre el pensamiento y su significado para la salud y para la vida. Podría repetir, en relación con mi trabajo sobre el pensamiento, lo que el Dr. Mu Shik Jhon escribió sobre el suyo en relación con el agua: “Mi trabajo -sobre el agua exagonalmente estructurada- desafió el pensamiento tradicional.”

También escribió: “Hoy día hay una gran falta de entendimiento en la relación que existe entre el agua y nuestra salud.”  Yo diría, en relación con la importancia del pensamiento en la calidad de nuestra vida y de nuestra salud: existe un desconocimiento lamentable de lo que cada pensamiento significa para nuestras vidas y para el futuro de  nuestra civilización.

Sin duda, el agua es imprescindible para la vida, y las investigaciones del Dr. Jhon sobre la estructura polimolecular del agua, en especial las características del agua exagonal, son un importantísimo avance para comprender muchas cosas de la fisiología humana: el agua exagonal facilita el aporte de nutrientes a las células; elimina los residuos del metabolismo; el agua es vehículo de transmisión de información a cada célula del cuerpo…  Existe un gran paralelismo entre los efectos del agua en la salud, dependiendo de su cantidad y calidad, y el pensamiento, esa  “herramienta” que traslada la energía del alma humana a nuestra vida. De la calidad del pensamiento depende también la salud y la calidad de la vida.

El Dr. Jhon comprobó una serie de características del agua que la hacen diferente del resto de los líquidos, y que necesariamente tenían que relacionarse con su peculiar y única estructura molecular, como él demostró:

A) Su comportamiento ante la presión es diferente al del resto de los líquidos, que aumentan su viscosidad a medida que aumenta la presión que se ejerce sobre ellos. Al contrario, “cuando se ejerce presión sobre el agua, se vuelve más fluida. Esto es porque, inicialmente la presión rompe los enlaces que mantienen unidas a las estructuras hexagonales y fuerza un predominio de estructuras pentagonales que se caracterizan por una mayor movilidad.”

B)“El agua juega un papel muy importante en la eliminación de los residuos metabólicos del cuerpo. No hay otro material que pueda cumplir esta función con la misma eficacia. Puesto que el agua tiene la capacidad de almacenar tanta energía, también es el medio perfecto para la transferencia de energía dentro del sistema biológico. Obviamente el agua hexagonal tiene una capacidad energética mayor.”

C) La mayoría de las sustancias aumentan en densidad cuando la temperatura baja. El agua es diferente, con el frio disminuye su densidad, esta es la razón por la cual el hielo flota y no baja al fondo. Y esta cualidad afecta de manera trascendente al clima de la tierra.

D) Con la excepción del mercurio, el agua tiene la más alta tensión superficial de todos los líquidos. Esto significa que las moléculas del agua tienen una fuerte atracción, las unas hacia las otras, y explica la habilidad del agua en su movimiento en el interior de las plantas, en la tierra, y dentro de los espacios intersticiales del cuerpo.

E) El agua absorbe el calor del sol y las temperaturas están sometidas a menores cambios, contribuyendo a la estabilidad del clima en la tierra. Esa propiedad de almacenar calor tiene también una influencia fundamental  en el mantenimiento de la temperatura corporal.

F) El agua que rodea el ADN normal está altamente estructurada, y es mucho menos móvil que el agua alrededor de un ADN anormal. Pensemos lo que esto puede significar en la comprensión de los mecanismos biológicos que dan lugar al cáncer.

G) El agua hexagonal mejora el intercambio del agua celular y aumenta la eficiencia metabólica. De esta manera ayuda a prevenir enfermedades y tiene el potencial de prevenir el envejecimiento.

H) El agua hexagonal mejora el sistema inmunitario.

Al Dr. Jhon le llamó la atención otra cualidad del agua, comprobada por otros investigadores, como la habilidad de “recordar”. El agua mantiene la frecuencia o vibración de una sustancia que haya sido introducida en ella, aún después de que haya desaparecido dicha sustancia. Esta es la explicación del efecto de los preparados homeopáticos, en los que, después de innumerables diluciones, ya no queda en ellos más que la memoria del producto que inicialmente había sido introducido en el agua.

Escribe el Dr. Jhon: “El papel de este libro contiene más agua de la que Vd. se puede imaginar. Sin ella no sería posible hojear las páginas sin quebrarlas. La humedad en el aire nos ayuda a respirar, evita que las membranas de la nariz y garganta se sequen. No hay ninguna otra materia tan cercana a nosotros, y a pesar de que el agua existe en todas partes, tendemos a olvidar su valor.

La relación entre el agua y la civilización también es tan cercana que olvidamos su importancia. Cualquier nación que no consigue suministrarse un agua económica y limpia, puede considerarse una nación subdesarrollada.”

No es preciso añadir más sobre la trascendencia del agua en la vida, a todos los niveles. Es preciso tener en cuenta las investigaciones del autor de este libro por su importancia para el conocimiento de la estructura molecular del agua, de la que dependen sus propiedades tan especiales e imprescindibles para la vida en la tierra y para la salud en los seres vivos.

Mi trabajo en torno al pensamiento también desafió el pensamiento tradicional. Demostré lo que un pensamiento es capaz de producir en nuestra vida: operando con analgesia psicológica durante más de treinta y cinco años; enseñando a parir sin medicinas; poniendo en marcha los mecanismos naturales de la curación; enseñando a defenderse del estrés y a vivir más felices.

Decía el Dr. Jhon:”la estructura del agua dentro de nuestros cuerpos es la que, finalmente, determina la salud o la enfermedad.” Y yo añadiría: y la calidad del agua de nuestro cuerpo depende, entre otras cosas, de la calidad de nuestros pensamientos. Esta afirmación está avalada también por las investigaciones del Dr. Masaru Emoto, al fotografiar los cristales en el agua congelada después de someterla a diferentes pensamientos, entre otros estímulos. Al Dr. Emoto agradezco las maravillosas fotos que sus fotógrafos han obtenido con mis grabaciones de audio, con mi voz en español, inglés y en japonés, y con mi música.

Me hubiera encantado conocer personalmente al Dr. Mu Shik Jhon, nos hubiéramos comprendido fácilmente, de la misma manera que el Dr. Emoto y yo hemos comprendido la trascendencia y complementariedad de nuestros respectivos trabajos, él sobre el agua y yo sobre el pensamiento

Y si dejamos volar la imaginación veremos que se avecina una nueva era, en la cual el hombre resida en hogares y se vista con ropa hecha a partir de agua en lugar de petroleo, ya que según el Dr. Jhon es posible transformar al agua, desde su estado líquido a un estado sólido comparable a un plástico, para crear materiales de construcción, incluso fibras textiles para ropa.

El lector sacará de este libro una información sumamente valiosa sobre el agua, su estructura molecular y sus funciones sobre la salud y sobre la vida, que no es posible sin ella. Comprenderá también la necesidad de conservar o mejorar su calidad, además de sorprenderse porque el agua útil para los miles de millones de habitantes de nuestro planeta -cifra siempre en aumento- es sólo un 0,65 % del total del agua del mismo, cantidad que es invariable. “Se evapora de los océanos y se mueve por la atmósfera, viajando con las corrientes de aire. El ciclo continúa; en la atmósfera el vapor cambia de forma y cae, como lluvia o nieve, sobre la tierra llegando a los ríos y a los océanos, para continuar de nuevo, con el ciclo.”

Añadiré una última consideración: la contaminación del agua disponible para la vida conduce a un proceso de degradación y destrucción de nuestra civilización. Y la contaminación psicológica, originada por el desconocimiento de lo que cada pensamiento es capaz de producir, para bien o para mal en nuestras vidas, nos conduce también al deterioro de la convivencia, al temor, al egoismo y a las guerras… Es necesario cuidar la calidad de las aguas, evitando su contaminación, e imprescindible utilizar correctamente el poder creador de nuestro pensamiento, si queremos cambiar el rumbo de autodestrucción que lleva nuestra civilización por el lamentable desconocimiento de lo que el agua y el pensamiento suponen para la vida.

Dr. Ángel Escudero Juan
Fundador de la Escuela de Noesiterapia o Curación por el Pensamiento.
http://escudero.com